rasti

“Es un orgullo poder contar nuestra vivencia para ayudar o motivar a emprendedores”

10 agosto, 2017 | Revista nº 13

Daniel Dimare es uno de los cinco hermanos de la familia, que junto a su padre llevan adelante esta exitosa y reconocida empresa. Hoy presente en el Salón del Emprendedor de San Miguel, nos cuenta en qué se basa la Técnica Rasti y además accede a una breve entrevista para que conózcanos aún más  a la empresa.

La técnica Rasti consta de  piezas y accesorios fabricados en material plástico que, por un sistema único de encastre, permite armar construcciones mucho más grandes y resistentes, sabiendo que nunca se te desarman mientras estás jugando.

Las distintas piezas y accesorios son fabricadas en Argentina y la seguridad del producto está certificada por el INTI- Instituto Nacional de Tecnología Industrial de la Argentina -según normas vigentes para el MERCOSUR y para la Unión Europea.

Daniel Dimare es uno de los cinco hermanos de la familia, que junto a su padre llevan adelante esta exitosa y reconocida empresa.

¿Cómo fueron los orígenes de la Empresa?

El origen de nuestra pyme familiar fue en 1965 cuando tres hermanos, inmigrantes italianos de 16, 19 y 20 años respectivamente, para diversificar el negocio de la fiambrería que compartían, deciden buscar comprar una Fábrica de Pastas. Visitaron una, pero no les gustó. Tomaron nuevamente los clasificados, y debajo del aviso de la Fábrica de Pastas, aparecía una Fábrica de Plásticos. La curiosidad llevó a esos jóvenes hermanos a ir a verla y comprarla juntando los ahorros familiares y de otros paisanos italianos.

¿Es Rasti una empresa que surgió desde lo familiar?

Rasti surge paralelamente a nuestra pyme. Nosotros la compramos en el 2006. Rasti había sido desarrollada y lanzada en Alemania en 1965, pero en Argentina llegó en 1968 de la mano de la fábrica alemana de máquinas de coser Knittax.

¿Qué tipo de productos tienen  en el mercado?

Actualmente tenemos juguetes para bebés y pre escolares con la marca Bimbi, bloques de construcción para distintas edades, targets de precios y licencias con personajes, con las marcas Rasti – la más reconocida-, Blocky, Armatron, Blokoco y Piago.

Han sido premiados en éstos últimos años ¿Lo consideran un reconocimiento al trabajo?

Los premios son “mimos” al alma del empresario pyme ya que éste corre cada día y no se hace tiempo para parar, ver en retrospectiva todo lo logrado y auto reconocerse o felicitarse.

En los reconocimientos de estos últimos años, hubo aquellos que fueron por el logro del traspaso generacional (todo un logro ya que somos 5 hijos de mi padre que estamos con él dirigiendo la empresa), por los logros de marketing y branding por la gestión de marca de Rasti; e incluso un reconocimiento por la excelencia empresaria de la Cámara Italiana de Comercio por ser empresarios de origen italiano.

En definitiva, sí, es un reconocimiento a los más de 52 años de trabajo, seriedad, profesionalismo, trayectoria y respeto por los valores familiares.

¿Cuentan con certificación de procesos, diseño, desarrollo, fabricación y comercialización de juguetes?

En el 2008, fuimos la primera fábrica de juguetes argentina en certificar bajo normas ISO9001 nuestro sistema de gestión de calidad.

Tenemos productos que han sido certificados para exportarlos a Europa para la cadena Imaginarium y otros con certificaciones locales para exportarlos a México, Colombia, Chile y Perú.

Además nuestros juguetes cumplen con las normas de Seguridad IRAM para Argentina, obligatorias para los juguetes que son fabricados e importados con seriedad, responsabilidad y seguridad.

Implementaron la primera plataforma e-commerce para la industria del juguete ¿Cómo fue esa experiencia?

En realidad Dimare Virtual, la plataforma de e-commerce BtoB, fue una prueba en el año 2000 para mejorar el servicio a nuestros clientes jugueteros, especialmente a los del interior del país.  Nos sorprendió su éxito inmediato porque era el primer e-commerce del sector y creíamos que costaría más su adopción por parte de los clientes acostumbrados a negociar cara a cara. Fue muy valorado en esa época.

Son muy consultados a la hora de contar el Caso Rasti como emprendimiento exitoso. ¿Qué se encuentran en los distintos lugares en donde participan como conferencistas?

Antes que nada es un orgullo poder contar nuestra vivencia desde lo empresarial para ayudar o motivar a emprendedores o estudiantes. Nos encontramos con personas muy agradecidas por abrirnos a ellos y desnudar nuestras formas de hacer las cosas.

Realmente lo vivimos como parte de un aprendizaje continuo porque en cada exposición del caso las personas nos dan ideas y nos hacen preguntas que nos hacen pensar sobre cómo mejorar o hacer las cosas diferentes.

Actualmente el Caso Rasti se encuentra escrito como caso de estudio en la escuela de negocios IAE, en tres versiones: sobre Marketing y Dirección Comercial, sobre Política Empresaria y está próximo a salir la versión para el estudio de Empresas Familiares.

En la UBA, se dicta a estudiantes de la materia Administración de la Producción y en la Fundación Empresa Global (FEG), como caso de la importancia del Branding para las pymes.

También lo vivimos como un homenaje a todo lo hecho con esfuerzo y creatividad por nuestra pyme y por los duros comienzos de nuestro padre.

¿Qué expectativas tienen con la empresa a futuro?

Venimos reinvirtiendo utilidades desde el 2002 y logramos tener una planta de 9.000 m2 con máquinas de 6 años de antigüedad, donde producimos piezas las 24 hs, y que da trabajo, y viven de él, más de 104 familias, sumado a nuestra profesionalización y capacitación constante, todo para abastecer el mercado interno y la región con productos muy competitivos, de calidad, creativos, con diseño y marcas reconocidas.

Por todo esto, nuestra expectativa es seguir creciendo como fabricantes si el gobierno no nos cambia las reglas de juego en el mercado y empiezan a abrir las importaciones de juguetes chinos con costos subsidiados por su gobierno y que compiten en forma desleal.

Venimos desarrollando e invirtiendo en la fabricación de una línea de muñecos articulados con accesorios para competirle al Playmobil, jugador monopólico en esta categoría a nivel regional, y nuestra línea la estaremos lanzando a un precio 50% más económico que dicho competidor, categoría donde esperamos crecer y apalancar nuestras exportaciones – siempre y cuando haya mercado interno-.

¿Qué le dicen, desde su experiencia,  a los emprendedores que arrancan un sueño?

Antes que nada, que les apasione lo que van a emprender porque necesitarán mucho esfuerzo, perseverancia y aprendizaje para crecer. No enamorarse ciegamente de su idea o producto, en cambio, esforzarse por escuchar la voz de los usuarios o compradores (quejas, sugerencias, opiniones en redes sociales, etc.) para adaptar esa oferta según lo necesitado por ellos.

Aplicar técnicas de “marketing de la cordialidad” para atraer clientes y empleados, ya que no todo es producto y precio sino que ellos son personas y aprecian el buen trato, el respeto, la cordialidad y ser tratados como personas y no como un número de cliente.

¿Consideran importantes eventos como el Salón del Emprendedor?

Ya que el emprendedor suele estar muy solo en sus inicios y con muchas dudas, todo lo que sea apoyo para ellos es importante: charlas, capacitaciones, generación de eventos de networking, clínicas de emprendedores, acercarles casos de otros emprendedores, mentorías de emprendedores más avanzados a nuevos emprendedores, micro créditos, aportes no reembolsables, tasas de crédito subsidiadas, etc.

 

Compartir Nota