emprendedor

“Este curso me cambió la vida”

21 diciembre, 2017 | Revista nº 15
Néstor Sánchez oriundo de Lobos, es un caso más de tenacidad, constancia y superación. En esta breve nota, nos cuenta su experiencia de vida ligada a la pasión por emprender.

Voz Empresaria (VE)- ¿De qué trata el emprendimiento?
Néstor Sánchez (NS)- El emprendimiento que he venido desarrollando a lo largo de mi vida, comprende la fabricación de alpargatas y pantuflas.

(VE)- ¿Qué fue lo que te motivó a llevarlo adelante?
(NS)- Comencé en el año 1998. Vendía alpargatas que hacía otra persona. Pero rápidamente tuvimos un problema. La producción no cubría la demanda que teníamos. Fue entonces cuando me pregunté: ¿Por qué no empiezo a fabricar por mi cuenta?. Rápidamente tomé cartas en el asunto. Me puse en contacto con una persona que tenía hormas y comencé a trabajar conjuntamente con mi señora.

Nos quedó marcada una anécdota, que siempre la recordamos, que cuando arrancamos con la idea de producir, fuimos a comprar materia prima y luego de recorrer mucho, sólo nos alcanzó para comprar dos metros de tela blanca y dos de tela negra.

Con el paso del tiempo, nos dimos cuenta que el proyecto marchaba muy bien. En un momento teníamos seis personas trabajando en dos turnos y una venta diaria de 500 pares de alpargatas.

(VE)- En esta primera parte hablás mucho en pasado ¿Qué fue lo que pasó?
(NS)- En junio del año 2000, nos fundimos. La situación del país venía cada vez peor. Comenzaron a pagarme con cheques y con el tiempo acumulé una cantidad que no pude sostener. Un año más tarde, producto de todo el malestar, sufrí un infarto y quedé hemipléjico. En el 2002, para terminar de hundirme, tuve un ACV.

(VE)- ¿Cómo te recuperaste?
(NS)- Con el apoyo de mi familia y seres queridos. Empecé a trabajar de albañil, de ayudante de apicultor y finalmente de seguridad.

En el año 2012 volví a apostar a la fabricación de alpargatas. Lo hice con orgullo, por amor. Nuevamente me hice una pregunta: ¿Por qué seguir trabajando para otros si puedo hacerlo por mi cuenta?. Fue así que comencé a producir nuevamente.

(VE)- ¿Qué canales de venta utilizás?
(NS)- El canal de venta por excelencia es personal. Ofrezco y luego tomo encargues. Vendo en Lobos, Navarro, Roque Pérez, Cañuelas, Pedernales, Riestra, Saladillo. Hoy tengo más de 170 clientes.

(VE)- ¿Cómo fue la experiencia de haber realizado el curso del PEI?
(NS)- La ayuda de éste curso me cambió la vida. Me ayudó en todo (en apoyo y acompañamiento constante). Lo que siempre valoré es que cuando tenía dudas, siempre encontraba respuestas y contención. Me sirvió para seguir creciendo. Me hizo sentir parte de una gran familia.

El programa sirve y ayuda, siempre que haya ganas de trabajar. Y aclaro. Sin importar la edad.


Compartir Nota